Con más de 30 años de experiencia
Dr. Marco Antonio Aldaco Aguirre
1 View

Blefaroplastia

La blefaroplastia es un tipo de cirugía que se realiza para reparar los párpados caídos y puede consistir en la eliminación de exceso de piel, músculo y grasa. A medida que envejeces, los párpados se estiran y los músculos que los sostienen se debilitan. En consecuencia, se puede acumular un exceso de grasa arriba y abajo de los párpados, lo cual provoca cejas flácidas, párpados superiores caídos y bolsas debajo de los ojos.

Además de parecer que tienes más edad, una flacidez importante de la piel alrededor de los ojos puede reducir la visión lateral (visión periférica), especialmente en las partes superior y externa del campo visual. La blefaroplastia puede reducir o eliminar los problemas de visión y hacer que los ojos parezcan más jóvenes y más alerta.

-Deja de tomar aspirina, ibuprofeno, naproxeno y cualquier otro medicamento o suplemento de hierbas relacionado con el aumento del sangrado. Te indicaremos cuánto tiempo antes de la cirugía tienes que suspender el uso de estos medicamentos. Toma solamente los medicamentos aprobados por el cirujano. -Deja de fumar varias semanas antes de la cirugía. El tabaquismo puede reducir la capacidad de cicatrización después de la cirugía. -Pídele a otra persona que te lleve y te traiga hasta el lugar de la cirugía, si es una cirugía ambulatoria. Programa que alguien se quede contigo durante la primera noche después de regresar de la cirugía.
La blefaroplastia se suele realizar de forma ambulatoria. La enfermera te inyectará un medicamento para anestesiar los párpados y te administrará medicamentos por vía intravenosa para ayudar a que te relajes. Lo demás déjanoslo a nosotros. Somos expertos en el procedimiento.
Después de la cirugía, pasarás un tiempo en la sala de recuperación, donde te controlarán por si surge alguna complicación. Te daremos de alta más tarde el mismo día para que puedas recuperarte en tu hogar. Después de la cirugía, podrías sentir temporalmente: -Visión borrosa debido al ungüento lubricante que se te aplicó en los ojos -Ojos llorosos -Sensibilidad a la luz -Párpados entumecidos, hinchados -Hinchazón y hematomas similares a tener un «ojo morado» -Dolor moderado
-Utiliza compresas de hielo en los ojos durante 10 minutos cada hora la noche posterior a la cirugía. El día siguiente a la cirugía, usa compresas de hielo en los ojos entre cuatro y cinco veces durante el día. -Limpia cuidadosamente los párpados y usa ungüentos o gotas para ojos recetados. -Evita hacer esfuerzos, levantar objetos pesados y nadar por una semana. -Evita las actividades extenuantes, como los ejercicios aeróbicos y trotar, por una semana. -Evita fumar. -Evita frotarte los ojos. -Si usas lentes de contacto, no te los pongas por al menos dos semanas después de la cirugía. -Usa gafas de sol oscuras para proteger la piel de los párpados del sol y del viento. -Duerme con la cabeza elevada por encima del nivel del pecho por algunos días. -Aplica compresas frías para reducir la hinchazón.
Los hematomas y la inflamación suelen disminuir en 10 a 14 días, que puede ser cuando te vuelvas a sentir cómodo en público. Las cicatrices de los cortes quirúrgicos podrían tardar meses en desaparecer. Procura proteger la piel delicada de los párpados contra la exposición solar excesiva.
Por supuesto que sí. Los pacientes manifiestan estar satisfechos con los resultados de la blefaroplastia, como gozar de una apariencia más juvenil y descansada, y mayor autoestima.